Una caricatura es poner la cara de una broma en el cuerpo de una verdad |Joseph Conrad|

Soy italiano, de país que inventó la palabra “bufón” y creó la Comedia del Arte; llevo la caricatura en la sangre. Mi país ha sido siempre una fuente de inspiración para la caricatura política: desde Mussolini con sus gestos de opereta y Víctor Manuel III, el Rey Bajito a ¿Cómo no? Silvio Berlusconi y sus bufonadas. Es casi inevitable que cada italiano sea un caricaturista en potencia.

Desde pequeño, ya en el colegio, la caricatura era mi forma de ver y de contarme el mundo; mis compañeros, mis maestras, todos pasaban a ser un dibujo en papel cuadriculado y es así como los recuerdo.

El Mundo puede ser una Caricatura

Con unos años más, empecé a darme cuenta de que el mundo era más grande y de que en él había más personajes. Estaban los buenos y amables a los que dibujaba con cariño y, luego estaban … bueno, los otros, los políticos. ¿Cómo desaprovechar el arsenal de frases absurdas, discursos incoherentes, poses ridículas? Tenía delante de mí un desfile de payasos que, sin pretender serlo, daban casi a diario nuevos materiales para la caricatura. No podía desperdiciar tanta inspiración.

Con este bagaje, en Italia desde siempre se han publicado revistas dedicadas al humor político. En algunas de ellas colaboré: La Democrazia, ya desaparecida y en otras sigo haciéndolo, como en Acidus Rivista, una publicación online con 1227 miembros italianos y de toda Europa.

Un Caricaturista italiano en España

Ahora vivo en España y, por suerte o por desgracia, aquí tampoco faltan fuentes de inspiración para un caricaturista político ¿Quién puede olvidar las perlas de nuestro Mariano Rajoy? ¡Una auténtica mina!

En palabras de George Santayana “El mundo es una perpetua caricatura de sí mismo, en todo momento, es la burla y la contradicción de lo que pretende ser.”  La caricatura política es, para mí, una forma de hacer periodismo. Tan simple y tan profunda como un artículo, una crónica o un editorial. Para el caricaturista, realidad y humor son todas aquellas situaciones que pueden ser dibujadas (R.S.C.).

Por eso la caricatura política existirá mientras nuestros políticos nos sigan dando motivos para mirarlos de una forma tan poco seria como ellos merecen.

Adjunta tus fotografías (utiliza ctrl o cmd para adjuntar más de una):

Acepto la Política de Privacidad.